La gestión de proyectos o project management es la metodología para la realización de manera satisfactoria de un proyecto, ya sea para la realización de un producto o un servicio. El ciclo de Deming es la base de cualquier estructura para la mejora continua y el ciclo de vida de un proyecto.

William Edwards Deming, estadístico norteamericano, es el que lo desarrolló basándose en 4 pasos fundamentales y que se repiten de manera cíclica: Planificar, Hacer, Verificar y Actuar.

PLANIFICAR

Es la parte imprescindible y quizás la más importante, donde debemos definir los objetivos a conseguir y cómo vamos a alcanzarlos. Analizamos el presupuesto, los tiempos, el alcance,

HACER

En esta fase implementamos todo lo planificado según hemos abordado en la fase de planificación según los plazos, recursos, etc. Ya sabemos qué y cómo hacerlo y en esta fase nos ponemos manos a la obra.

VERIFICAR

En la tercera fase nos aseguramos que vamos en el camino correcto para conseguir nuestras metas y los objetivos fijados en la fase inicial. Si no ha funcionado como pretendíamos, debemos poner los medios necesarios para conseguir las metas.

ACTUAR

La mejora continua es un concepto que nos permite ajustar los resultados y llegado el caso poder realizar los cambios necesarios. Una vez terminado este paso volvemos al primer paso de nuevo, para su estudio pediódico y la posibilidad de nuevas mejoras en el sistema.

El ciclo de Deming también se conoce como PDCA por sus iniciales en inglés: Plan + Do+ Check + Act. Clic para tuitear
Ciclo de Deming

Diagrama Ciclo de Deming

 

¿Estás interesado en el mundo de la gestión de proyectos?
Pues te recomendamos que leas sobre las certificaciones PMP e ITIL, esta última que pese a que no es un estándar, se ha convertido en una certificación imprescindible en el entorno de proyectos IT,

Si te gustó, comparte, si no esperamos convencerte la próxima ves. Puedes comentarnos lo que quieras.

Translate »